Consejos para mantener el romance en la relación

Sabemos que esa sensación de nervios y atracción desenfrenada llamada enamoramiento es algo químico y no dura para siempre, pero ¿hasta qué punto podemos hacer que se prolongue?

Conoce los pequeños detalles que, si se practican a lo largo del noviazgo, pueden hacer que el romance y la pasión jamás se apaguen.

Las cinco actividades de oro
1. No dejes de coquetear con él: provócalo con miradas, caricias repentinas, notitas, mails o mensajes de amor. Si tu novio se ve especialmente guapo o sexy, díselo. Elijan una palabra específica que pueda salir en cualquier conversación y que signifique que deben tener alguna especie de contacto físico: de un beso a una caricia sexy.

2. Tengan citas: intenta fijar un día en el que saldrán a cenar, a un paseo romántico por un parque, a turistear por su propia ciudad? algo fuera de lo común (que no sea ir al cine o a un centro comercial, este tipo de actividades raramente son románticas).

3. Arréglate como si fuera la primera cita: cuando estas citas ocurran, vístete de forma en que te sientas súper bella y sexy y pídele que él haga lo mismo.

4. Bésense con pasión: aunque estén en lugares públicos, dense besos profundos y apasionados, sexys, que detengan el tiempo. El sexo no es la única forma física de estar cerca de tu pareja.

5. Habla bien de él: especialmente si él está contigo, dile a todos que tu novio es el hombre más talentoso (creativo, gracioso, inteligente, cariñoso, etc.) que conoces. Presúmelo con todos, desde la cajera del súper hasta tu mamá, y él comenzará a hacer lo mismo.

Fuente: Esmas

Acerca del Autor

Edición Impresa

Clima

August 20, 2017, 7:48 pm
Más nubes que claros
Más nubes que claros
29°C
sensación térmica: 30°C
presión: 1020 mb
humedad: 65%
viento: 6 m/s WNW
Ráfagas: 8 m/s
UV-Index: 0
salida del sol: 6:23 am
puesta de sol: 7:52 pm
 

Moda Asimetrica, siempre vigente!

Con qué calzado complemento los pantalones pitillo

Betsey Johnson Primavera Verano

Diane Von Furstenberg Otoño

Jean Paul Gaultier y su rebeldía