Destino: Newport, Rhode Island, perla de Nueva Inglaterra

Una escala popular en viajes y cruceros a Nueva Inglaterra y el Canadá, sobre todo en itinerarios para disfrutar del follaje de otoño, Newport, Rhode Island, es la perla de Nueva Inglaterra. Ofrece vistas con creces al viajero desde su espléndido puerto colmado de yates hasta edificios coloniales y grandes mansiones de los Siglos XVIII y XIX de ricos y famosos incluyendo las familias Vanderbilt y Astor. Esta ciudad junto al mar tuvo sus comienzos en una fundación de libertad religiosa y cuaqueros y judíos estableciendo casas de oración y templos que figuran entre los edificios más antiguos de Newport.


Uno de los más grandes y principales puertos de la era colonial norteamericana, Newport jugó un papel en el tráfico de esclavos y más tarde resultó ser un puerto clave para la marina de los Estados Unidos, al igual que un “playground” para ricos y famosos que construyeron mansiones de veraneo (a las que se referían localmente como “cottages” o cabañas pero que en realidad son verdaderos palacios). El Yacht Club de Nueva York estableció un club en Newport y el puerto espectacular de la ciudad ha sido el telón de varios eventos del America’s Cup, una competencia de yates que cuenta con una ilustre historia de 160 años. En la actualidad Newport es un “playground” para otro grupo: viajeros y pasajeros de barcos modernos que llegan a sus orillas para disfrutar de sus multiples atracciones que en adición a sus fabulosas mansiones incluyen faros, fuertes costaneros, museos, y sitios históricos.


Que ver: Un buen sitio para comenzar una visita a Newport es en su espléndido puerto en la bella bahía de Narragansett. Después de disfrutar de sus panoramas, se puede tomar el tranvía turistico “Newport Trolley,” que recoge pasajeros para giras por Newport ... en el 44 Long Wharf Mall. El tranvía es una manera estupenda de orientarse en Newport pues lleva a sus pasajeros por la ruta de las mansiones en la Avenida Bellevue; por el pintoresco camino de 3.5-millas junto al mar, el Cliff Walk; por playas; edificios históricos incluyendo el fuerte Fort Adams, la fortificación costanera mayor de los Estados Unidos, del otro lado del Puerto de Newport; el “downtown” o centro de Newport, y el centro de visitantes de Gateway Visitor’s Center. Hay varios boletos disponibles para el Newport Trolley, incluyendo un pase de todo el día con posibilidad de subir y bajar en puntos de interés.

Pocos viajeros se van de Newport sin hacer una parada en una o dos de sus famosas mansiones incluyendo la palaciega mansión de la familia Vanderbilt, “The Breakers” (Las Olas), listada en el Registro Nacional de Sitios Históricos y posiblemente la más imponente de las “cabañas” veraniegas de los ricos y famosos. “The Breakers” data del Siglo XIX y cuenta con 70 habitaciones y salones en estilo renacentista italiano. Fue comisionada por Cornelius Vanderbilt II e inspirada en los grandes palacios de Génova y Turín, Italia del Siglo XVI.

“Me sentí rica –aunque por sólo un par de horas,” dijo Mari Pintado, una visitante de Nueva Jersey, al salir de la mansión “The Breakers.”

Otras visitas obligadas en lo que respecta a mansiones de Newport incluyen la opulente Rosecliff donde se filmó la película “The Great Gatsby” (El gran Gatsby); The Elms (Los Olmos), una mansión inspirada en el chateau d’Asnieres del Siglo XVIII en las afueras de París; Marble House (La Casa de Mármol), el hogar de William K. Vanderbilt y su esposa con la inspiración del Petit Trianon en Versalles; YDónde comer: Sabores locales imperdibles incluyen los deliciosos vinos de Neport (Merlot, Pinot Noir, Cavernet y otras variedades). Las papilas gustativas de los viajeros se regocijarán al probar los mariscos frescos de la región –por qué no degustarlos en uno de los restaurantes frente al mar de Newport. Entre las opciones se encuentra The Landing Restaurant, junto al mar en el muelle Bowen’s Wharf en el centro Newport. Entre sus especialidades se encuentran la sopa de almejas al estilo de Nueva Inglaterra y crustáceos frescos locales.


Dónde dormir: La mayoría de las principales cadenas hoteleras están representadas en Newport, incluyendo Marriott, Best Western y Hyatt. Si se quiere poner a tono con las mansiones de Newport con un hospedaje de gran lujo, puede probar el Vanderbilt Grace, una auténtica mansión de la Edad Dorada de Newport en el distrito histórico de la ciudad. Data del 1909 y fue construída por Alfred Gwynne Vanderbilt. Elegantísima, la mansión cuenta con 33 habitaciones y suites, restaurante, dos piscinas (una interior y otra al fresco), spa y gimnasio. Visite www.vanderbiltgrace.com.


Cómo llegar: Entre las aerolíneas que vuelan a Rhode Island se encuentran U.S. Airways, Delta y American. Líneas de cruceros que visitan a Newport incluyen American, Crystal, Cunard, Holland America, Oceania, Princess, Regent Seven Seas y Royal Caribbean.


Excursiones populares: Excursiones que se pueden arreglar fácilmente en su hotel o crucero incluyen visitas a las mansiones de Newport, caminatas con guía por el distrito histórico, y giras por la ciudad con paradas en una o dos de las mansiones, al igual que otras opciones tentadoras. Crystal Cruises, por ejemplo, ofrece una ... experiencia, America’s Cup Sailing Experience (en un yate que ha competido en ese evento), un paseo en bote para ver los faros de Newport y sus alrededores, y una jornada a los viñedos de la isla Aquidneck Island incluyendo degustaciones en dos fincas, además de una variedad de excursiones a las mansiones de la Edad Dorada y una caminata por el distrito colonial.

Donde obtener mayor información – Para más detalles sobre Newport, visite www.gonewport.com.
Georgina Cruz

Acerca del Autor

Edición Impresa

Clima

June 23, 2017, 2:06 pm
Cubierto
Cubierto
28°C
sensación térmica: 29°C
presión: 1010 mb
humedad: 60%
viento: 4 m/s NNW
Ráfagas: 4 m/s
UV-Index: 5
salida del sol: 5:40 am
puesta de sol: 8:32 pm
 

Moda Asimetrica, siempre vigente!

Con qué calzado complemento los pantalones pitillo

Betsey Johnson Primavera Verano

Diane Von Furstenberg Otoño

Jean Paul Gaultier y su rebeldía