Fracaso escolar: Cómo ayudar a tu hijo en los exámenes

Fijarse en la actitud más que en las notas, participa desde edades tempranas, proporciónale un adecuado entorno adecuado. Son algunas de las medidas básicas para ahuyentar el fantasma del fracaso escolar y mejorar el rendimiento infantil en los estudios.

El bajo rendimiento en los estudios es una "rama cuya desviación hay que corregir al principio, porque de lo contrario ya crece torcida, alterando las estructura de todo el árbol: es decir la futura vida laboral o profesional del niño", según ilustran algunos expertos.

De acuerdo a la psicóloga infantil Carmen Pascual, "un estudiante que puede sufrir un fracaso escolar es un niño que en general no tiene los conceptos claros, tiende a distraerse y al que le cuesta centrar la atención".

Otras señales de alarma, son que el joven adopte una actitud irresponsable, se retraiga o muestre una falta general de interés en los estudios. El fantasma del fracaso escolar ya se puede apreciar desde la educación infantil, sobre todo en el proceso de lectura y escritura, por lo que conviene atajar el problema desde el principio.

Según la experta, el cociente intelectual no es garantía de éxito escolar, porque "hay alumnos que pese a tener mucha capacidad fracasan, mientras que otros con un cociente más bajo obtienen buenos resultados si trabajan con voluntad y una organización adecuadas".

Está psicóloga aconseja "implicarse en la educación de los hijos, sin delegar su formación en otras personas o instituciones, castigarles o compararles con otros, procurando escucharles e intentar entender las razones por las que no estudia o va bien".

Además es importante trasmitirle al pequeño la importancia de planificar de modo eficaz el tiempo de estudio, cumplir el horario establecido y estudiar en un lugar tranquilo y alejado de los estímulos que puedan distraerle. Para la mayoría de los niños y adolescentes que acuden al colegio o al instituto, las épocas de exámenes son las más estresantes y difíciles, debido a la presión y ansiedad por aprobar. Los padres pueden hacer muchas cosas para apoyar y alentar a sus hijos en esos momentos de prueba.

Los expertos en educación proponen una serie de consejos básicos para ayudar a sus hijos a triunfar en el "cole" y aprobar todo: Fomentar unos hábitos de estudio convenientes.

Asegurandose de un lugar tranquilo y silencioso para estudiar, ínstalo a que reserve unas horas específicas para el estudio sin permitir que le interrumpan, y ayúdalo a organizar sus libros y apuntes. Primero lo más difícil. Explícale que el tiempo y esfuerzo que invierta en las materias con las que tiene más problemas, siempre le reportará más beneficios que los que dedique a las asignaturas que domina.

Además, aunque se tiende a comenzar por lo más sencillo para "tener la sensación" de que se avanza, es preferible dedicar las primeras horas de estudio a los puntos más difíciles, ya que en esos momentos la energía y el intelecto están en mejor forma. Mejor con fichas y apuntes.

Recomiéndale que utilice fichas para los apuntes, ya que son fáciles de utilizar y puede consultarlas para una revisión rápida antes de un examen, y también que copie los apuntes que toma en menos de 24 horas, para que pueda preguntar a un compañero o al profesor aquello que no comprenda, cuando todavía tiene "fresca" la información. Ayúdale a evitar la ansiedad.

Planificar el trabajo de antemano, comenzar a estudiar mucho antes del examen en vez de dejarlo todo para la noche anterior, asegurarse de que se comprende bien el material que entrará en el examen, repasar las lecciones más de una vez, y escribir lo que se estudia para entender por completo su significado, son algunos antídotos eficaces para uno de los mayores enemigos de éxito escolar: la preocupación


EFE

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com