Mini Cheesecakes de Chocolate

Este postre será delicioso para una romántica velada
en San Valentín

San Valentín o el Día de los Enamorados es una fecha ideal para elaborar postres deliciosos que disfruten los dos. Alístate para una velada única y prepara ese postre especial que hará que tú y tu pareja se den el momento que quizás hace tiempo no encuentran.

Ingredientes:
• 12 papelitos para muffin o panquecitos
• 12 galletas de chocolate, trituradas a que queden molidas
• 12 onzas de queso crema 1/3 reducido en grasa,
a temperatura ambiente (blando)
• 2/3 taza de azucar
• 2 cucharaditas de vainilla
• ¼ taza de cocoa en polvo para repostería
• 1 huevo entero
• 1 clara de huevo
• 1 onza de chocolate para repostertia semi-dulce
o semi-amargo
• 1/3 taza de topping para helado sabor chocolate
• Frambuesas frescas para decorarlos, si lo deseas

Modo de preparación:
1. Precalienta el horno a 325°F. Coloca cada papelito en los moldes tamaño mediano para panquecitos. Con la parte posterior de una cuchara sopera, oprime firmemente en el fondo un poco menos de una cucharada de la galleta en polvo.

2. En un plato hondo, bate con batidora eléctrica el queso crema hasta que se vea cremoso. Agrega y bate el azúcar y la vainilla hasta que se vea esponjosa. Agrega la cocoa. Bate. Bate el huevo y la clara hasta que todo este bien incorporado. Agrega al final el chocolate de repostería derretidos y divide la mezcla entre los moldecitos.

3. Hornea de 28 a 32 minutos o hasta que se vean firmes. Deja enfriar en una parrilla por 15 minutos. Retira los cheesecakes
de los moldes y deja enfriar 15 minutos mas.
Refrigera por lo menos 1 hora.

Que Rica Vida

Acerca del Autor

Edición Impresa

Clima

September 23, 2017, 9:54 am
Soleado
Soleado
24°C
sensación térmica: 29°C
presión: 1020 mb
humedad: 78%
viento: 0 m/s N
Ráfagas: 0 m/s
UV-Index: 3
salida del sol: 6:53 am
puesta de sol: 7:01 pm
 

Moda Asimetrica, siempre vigente!

Con qué calzado complemento los pantalones pitillo

Betsey Johnson Primavera Verano

Diane Von Furstenberg Otoño

Jean Paul Gaultier y su rebeldía