Nina García: experta en moda y estilo

Mujer actual y con los pies sobre la tierra, nos dice que no están los tiempos actuales para perder la cabeza comprando todo aquello que se promociona como el último grito de la moda.

Hija de un rico importador, García inició su carrera en la industria de la moda en los años 80, estudianto artes liberales en la Universidad de Boston (Boston University) luego de graduarse de el Dana Hall School en Wellesley, Massachusetts. Lugo asistió a Ecole Superieure de la Mode en París y se graduó en el Instituto Tecnológico de la Moda. Trabajó en el departamento de relaciones públicas de Perry Ellis para su entonces diseñador, Marc Jacobs. Luego, se mudó a Mirabella como asistente de estilista y editora de mercado, hasta tomar un cargo permanente en Elle, en la cual trabajó durante ocho años como directora de moda hasta abril de 2008, aunque siguió trabajando como editora hasta agosto del mismo año en la revista.

En mayo de 2007, Gracía fue jurado de la competencia Miss Universo en México DF.
El 5 de septiembre de 2007, García lanzó al mercado su libro, titulado The Little Black Book of Style. El libro está en su octava edición y recientemente fue traducido al español. Recibió muy buenas críticas, dejándolo como uno de los cuatro mejores libros de moda.
El 26 de agosto de 2008, García publicó su segundo libro, titulado The One Hundred: A Guide to the Pieces Every Stylish Woman Must Own, el cual lleva ocho ediciones a la fecha. El tercer libro de García saldrá a la venta en septiembre de 2009.

El 11 de abril de 2008, la revista Us Weekly, publicó que García había renunciado a la revista Elle, lo que posteriormente fue desmentido por la Vice Presidenta de ELLE, la cual anunció que seguiría trabajando, pero esta vez como editora. El 2 de septiembre de 2008 se convirtió en directora de moda de la revista Marie Claire.

En su nuevo libro "Los 100 clásicos de la moda", la autora nos dice que no están los tiempos actuales para perder la cabeza comprando todo aquello que se promociona como el último grito de la moda.

Con esa idea en mente y, al mismo tiempo, mantener el estilo, el libro ofrece pistas claras sobre las prendas que han sobrevivido a las tendencias pasajeras y que toda chica ‘in’ debe tener.

Publicado recientemente en español por la editorial Harper Collins, es una invitación a conocer el propio armario de su autora, experta en moda y jurado del famoso programa de T.V. "Project Runway".

"En mi libro entrego la lista de las cien prendas esenciales para mí", dice García. "Desde el vestido de línea A hasta los tenis Converse, desde el anillo de cóctel al vestidito negro. Estas son las prendas que han superado la prueba del tiempo".

En su primer libro, "El libro de la moda", la autora radicada en Nueva York alentó a las lectoras de todas las edades a buscar su propio estilo. Siguiendo esta filosofía, esta vez García provee un mapa sobre qué prendas rescatar de temporadas pasadas.

Con ilustraciones del pintor y escultor cubano Rubén Toledo, el libro ofrece pistas claras sobre qué usar y cómo usarlo, revelando la ropa y accesorios que se han vuelto absolutamente indispensables y que han sobrevivido al paso del tiempo.

"Cuando las tendencias de la moda empiezan a cambiar, éstas son las prendas a las que siempre puedo recurrir con confianza", precisa García.
Como prueba de que la moda se reinventa década tras década, la autora cita la chaqueta de jeans, que desde los años 50 se ha mantenido vigente en sus distintas versiones. García recomienda que sea una chaqueta oscura o que se vea gastada, entallada, y que no sea usada con otra prenda de jeans azul.

En el caso de los jeans, García señala la importancia de elegir un pantalón que se acomode perfectamente a la figura y mantenerse fiel a él, sin importar la marca. A través del libro, también nos enteramos que el norteamericano promedio tiene 8 pares de jeans.

Para García, el ranking de los pantalones también lo lideran los de pierna ancha: "Ofrece libertad de movimiento y es glamoroso", dice, y los de cuero: "Deben ser llevados con seguridad y actitud osada". El color caqui, agrega, debe ser "elegido por las chicas que quieran lucir informales, pero no tanto como para andar con jeans".

Como legado de los años 60, la autora destaca el llamado vestido de línea A (más angosto arriba y ligeramente más ancho hacia abajo, asemejándose a la letra A), ideal para todo tipo de ocasiones y clima.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com