¿Qué precauciones tomar cuando los más chicos tienen miedo a viajar?

Consultamos al Dr Gustavo Bustamante, del Fobia Club, para que nos cuente sobre los trastornos que pueden tener los viajes en los chicos, cómo reconocerlos y  cómo reaccionar. Si pasaste por alguna situación como esta,  contanos tu experiencia en nuestro Facebook.

¿Cuándo los chicos tienen miedo al viaje, es necesariamente una fobia?

La fobia es un temor irracional, desproporcionado y desmedido. Lo que muchos chicos tienen lo llamamos ansiedad de separación, y generalmente sucede cuando se tienen que alejar de figuras importantes o de sus lugares donde viven. A veces tienden a angustiarse, a llorar, los cambios le generan un temor. En cierto momento de su vida, hasta los 7/8 años pensamos que es normal, luego podemos decir que se convierte en patológico. 



¿Cómo hay que preparar a un chico para un viaje en avión?

No debería tener mucha preparación psicológica, ya que en el momento el irá preguntando acerca de los ruidos y los movimientos y en caso de que sienta necesidad de información se la debemos dar. En algunos momentos podemos mostrarle el avión y disfrutar de la experiencia, no atemorizarlo ni hacerle sentir una ansiedad anticipatoria.



¿Hay que explicarle algo en particular?

Solo explicamos si nos pregunta. Por lo general les genera malestar el estar sentados, con el cinturón por lo tanto hay que generar distractores.



¿Cómo se hace cuando están en pleno vuelo y no paran de llorar, probablemente por miedo?

No siempre lloran por miedo, puede ser porque le duelen los oídos por la despresurización, cosa que es bastante frecuente. Además hay niños más hiperkinéticos que sufren por no poder caminar y saltar. No es muy natural que un chico se quede sentado 8 horas en un lugar, tampoco lo haría en su casa.



¿Qué actitud deben tomar los padres? ¿Qué recomiendan para que el chico se distraiga?
 Compartir entretenimientos, dibujar, jugar, ver películas con ellos.
Ayudarlos a acortar el tiempo de vuelo.

Pero el miedo a los viajes no sólo surge cuando nos tenemos que subir a un avión. El temor a los viajes también se puede maniefstar en un trayecto muy largo en auto. Acá les damos algunos detalles sobre cómo reconocer y enfrentar esta condición.



¿Cómo nos damos cuenta si el chico tiene una fobia
?
Chicos que no quieren mirar hacia afuera, que se angustian cuando suben al auto, que están alerta, que tienen miedo de algún accidente. A veces se enferman antes de salir de vacaciones con mucha frecuencia.



¿Cómo debe enfrentarse?

Conteniendo, explicando y si es necesario con ayuda profesional



¿Qué precauciones podemos tomar en el auto para que se sienta más a gusto?

Preparar, buscar novedades: juegos, películas, libros. Gratificarlos con golosinas, etc.



¿Recomiendan hacer paradas de vez en cuándo, o qué es lo ideal en viajes largos?

Sí, las paradas son muy necesarias. El niño debe salir de la sensación de incomodidad, el no tiene las mismas expectativas que los adultos. No sabe bien el tiempo real, ni quiere a veces llegar a un destino desconocido. El esta en el aquí y ahora.



¿Cuál es la hora ideal para salir a la ruta cuando un chico sufre de pánico?

La noche si esta despierto le puede generar mas inseguridad.



¿Qué se puede hacer cuando se ponen muy inquietos?

Contener, abrazar, explicar. Calmar, nunca gritar o ser intolerantes. Los chicos no ven necesario viajar, no son concientes de que es un medio para un fin

Los síntomas más frecuentes son:
Transpiración, Taquicardia, Sensación de ahogo, Flojedad en las piernas, Dolores gastrointestinales, llegando incluso a causar crisis de pánico; sin que esto signifique un trastorno de pánico.


Acerca del Autor

Edición Impresa

Clima

June 23, 2017, 2:05 pm
Cubierto
Cubierto
28°C
sensación térmica: 29°C
presión: 1010 mb
humedad: 60%
viento: 4 m/s NNW
Ráfagas: 4 m/s
UV-Index: 5
salida del sol: 5:40 am
puesta de sol: 8:32 pm
 

Moda Asimetrica, siempre vigente!

Con qué calzado complemento los pantalones pitillo

Betsey Johnson Primavera Verano

Diane Von Furstenberg Otoño

Jean Paul Gaultier y su rebeldía